Llegamos a la sexta entrega de la serie que, bajo el título “Organizaciones que se reinventan para seguir evolucionando”, compartimos ocho capítulos sobre las claves de nuestra propia transformación en los últimos años. En la primera entrega relatamos nuestro momento de exploración, de inspiración, de levantar la mirada; en el segundo capítulo hablamos sobre nuestra vocación de compartir; en la tercera entrega explicamos cómo hemos ido rediseñando nuestros servicios ante las nuevas demandas. En la cuarta entrega compartimos algo que nunca antes habíamos hecho: la transformación de un territorio. Dedicamos el quinto capítulo, a nuestro crecimiento en sentido horizontal. Ahora toca explicar la centralidad de la comunicación en los procesos de cambio, en general, y en el nuestro, en particular.

El flujo de la información y la comunicación es una de las principales claves del Nuevo Estilo de Relaciones. No hay autogestión sin libertad y responsabilidad para tomar decisiones; y esto no se puede producir sin el libre y responsable acceso a toda la información, es decir, sin transparencia.

La transparencia real significa que todas las personas tengan acceso fácil y directo a toda la información, especialmente a la que aporta elementos de juicio para una corresponsabilización en la toma de decisiones. Esta consideración que mira hacia el interior de las organizaciones, también es una consideración de K2K Emocionando hacia su comunicación con el exterior, con nuestra comunidad.

La evolución de K2K Emocionando también ha tenido un reflejo importante en la comunicación externa y la forma de relacionarse con las personas y agentes que se acercan para conocernos. En 2017 renovamos y fortalecimos nuestra propia marca y diseñamos una nueva página web para facilitar el acceso a todos los recursos, herramientas, artículos, entrevistas, vídeos o libros de descarga gratuita que disponemos. Desde aquel entonces, más de 55.000 personas han visitado esta página y sus secciones en las que compartimos nuestras vivencias, ideas o experiencias. Es así, nos gusta hablar de lo que vivimos con la pretensión de que pueda ser de utilidad a otras personas u organizaciones, o despertar alguna inquietud, idea o pregunta.

Cada día nos esforzamos por ofrecer valor a través de nuestros canales de comunicación digital; las redes sociales Twitter, LinkedIn o YouTube, nos han permitido tener contacto diario y real, también a nivel internacional, con personas que buscan referencias e inspiración para iniciar su propio viaje de transformación. Es más, la escucha activa, nos permite entrar en relación y ofrecer generosamente información a personas y agentes que conversan sobre el propósito evolutivo, la plenitud y la autogestión en las organizaciones, que buscan información, que buscan inspiración o con quienes compartimos valores.

Las acciones de comunicación propias, tanto las que desarrollamos a través de nuestros propios canales o los eventos organizados, así como la presencia sostenida en medios de comunicación convencionales, en combinación con la participación en jornadas, ponencias o master classes organizadas por otras entidades, ha fortalecido el proyecto mostrando una propuesta consistente, y coherente con nuestros valores. Las acciones comunicativas, la fuerza de los vídeos que generamos, los artículos que publicamos, etcétera, van dejando un rastro que construye el relato del camino recorrido en los últimos años. Este cambio en imagen, contenidos, formatos y acciones comunicativas ha incrementado de forma importante la notoriedad y el reconocimiento de la propuesta de K2K Emocionando, así como de las personas que forman parte del equipo. Hablamos de personas y, en este sentido, las personas que nos siguen quieren conocer quién es el equipo que trabaja en K2K Emocionando, tal y como demuestra el número de visitas que reciben las páginas dedicadas a explicar quién es quién.

A lo largo de este tiempo hemos integrado en nuestros procesos la importancia de medir y analizar el impacto de la comunicación, porque lo que no se mide es difícilmente mejorable. Este análisis nos ha ayudado también a detectar nuevas oportunidades, tanto con personas de Latinoamérica, como de Estados Unidos y de Europa.